Emisora Virtual de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción

El Rostro Misericordioso de Dios.

SOMOS MANIFESTACIÓN DEL AMOR Y LA MISERICORDIA DE DIOS. Cuando Dios quiso mostrar su rostro de Misericordia lo hizo en Jesús de Nazaret, Hijo de Dios, profeta y Mesías y le dio el poder de su Espíritu para aliviar el sufrimiento humano. SOMOS EL GRAN DON DE DIOS A LOS HOMBRES, QUE EN JESUCRISTO ALCANZA TODA SU PLENITUD. ES EN LA MISERICORDIA DE DIOS DONDE ENCONTRAMOS SIEMPRE ABIERTAS LAS PUERTAS DEL PERDÓN Y LA FUERZA DE LA GRACIA PARA VENCER EL PECADO Y TODAS SUS CONSECUENCIAS, EL CAMINO DE LA RECONCILIACIÓN ENTRE LOS HERMANOS DESDE UNA VIDA CRISTIANA REALIZADA EN LA MISERICORDIA Y POR LAS OBRAS DE MISERICORDIA.

Celebramos llenos de confianza y esperanza nuestro tiempo especial de la misericordia, son las palabras con las que recibimos y acogemos este año jubilar de la misericordia convocado por el Papa Francisco con su bula de convocación al jubileo extraordinario de la Misericordia. Año de gracia que ha de permitir redescubrir desde la presencia de Jesús el AMOR MISERICORDIOSO DEL PADRE, el cual siempre manifestó y reveló con sus actitudes, gestos y acciones. La Misericordia se constituye en expresión esencial del inefable misterio de la Santísima Trinidad, es fundamento de la manifestación de Dios en Jesucristo, es guía y camino del año jubilar que aceptamos con ferviente anhelo y esperanza.

Este año jubilar de la misericordia, se erige en un tiempo propicio para contemplar de manera especial, la misericordia de Dios, su acogida por los hombres, que se abre como fuente de esperanza para vivir el amor donación y gratuidad; a la vez un tiempo fuerte para que la Iglesia consolide su presencia como Maestra y guía de todos su hijos y con su acción y sabiduría propicie la consolidación del testimonio de todos los creyentes.

Es importante experimentar que Dios toca el corazón de todos sus hijos con el perdón, la gracia y la misericordia para cambiar de forma de vida y empezar a obrar con un amplio sentido de la caridad que se hace concreta como nos dice el Santo Padre a través de las obras de misericordia. Sentir la misericordia no solo como un acto de bondad, de amor, de ternura, sino de compasión, de fidelidad acogida y justicia para con el prójimo a imitación del mismo Señor.

Sentir y experimentar el llamado del Padre a descubrir su rostro de misericordia, a que todos los hombres se regocijen en el corazón de Dios, desde el perdón, el arrepentimiento y la reconciliación, sentirse pecador arrepentido, para que como el padre del Hijo pródigo se pueda ser abrazado en la compasión y colmados con la misericordia.

La presencia misericordiosa de Dios para los hombres permite mitigar las consecuencias y el dolor causados por el pecado, calmar la sed dada por las duras faenas de la vida, transformar toda tristeza y desamor, todo dolor y desventura en esperanza que mueve y anima , fortalecer la fe que mitiga la fatiga en el camino de la vida, que da sentido a toda búsqueda y que hace posible vivir en torno a la presencia misericordiosa de Dios que trae a la memoria el gran compromiso cristiano de que de Dios somos, en Dios vivimos, en Dios morimos y a Dios iremos.

Medios

Horarios de atención despacho

  Lun-Sab 8am-12m y 2pm-4:30pm

  Dom-Fest No hay servicio

Redes sociales

Permanece conectado con la Parroquia La Asunción de Marinilla:

Contacto

Para mayor información:
  pasuncion (@) diosonrio.org.co
  +57 (4) 548 40 50
  Parque Ppal. Marinilla Cl. 31 # 30-16