Emisora Virtual de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción

Alma, mente y corazón

Alma, mente y corazón Foto: Tomada de la web

La Iglesia católica recibió de Cristo la misión de ser luz del mundo, es decir, reflejo de bondad para todas las personas. Es una institución que se proyecta. Quien analiza profundamente y sin parcializaciones la historia, no puede negar los profundos y numerosos aportes gestados por esta religión.

Al resaltar una de estas contribuciones, puede hablarse del papado y, en especial, de los tres más recientes pontífices, pues nuestra generación conserva en su mente el testimonio y la obra de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

Los tres serán recordados como fieles discípulos de Jesucristo, como embajadores de paz, como líderes mundiales, como puentes de conciliación, como voces que clamaban por los más débiles.

Adicionalmente, cada uno, desde su formación, ornamentaron de modo singular los fascinantes tiempos en los que vivieron. Cabe así remitirnos a la comparación que propone el cardenal Timothy Dolan, la cual, aunque simple, es una apreciación muy acertada y sintética de los pontífices. El prelado afirma que Juan Pablo II se entrelaza con el alma, Benedicto XVI con la mente y Francisco con el corazón.

Juan Pablo II recordó al mundo la prevalencia de lo espiritual sobre lo material. Descubrió en el ser humano una obra de la divinidad. Denunció el eclipse de Dios. Cuando visitó Polonia, desencadenó el grito de la multitud: “Queremos a Dios”. El Papa que centró su atención en el alma.

Benedicto XVI realmente fue el cooperador de la verdad. Hombre de gran vuelo intelectual. Luchó contra la dictadura del relativismo. Presentó la coherencia y racionalidad de la fe. Utilizó su genialidad para presentar la doctrina católica, que no admite traiciones, pero que llena de sentido la existencia. Nos invitó a llegar a Dios con nuestra mente.

Francisco es el papa del detalle, del cariño. Se conmueve al escuchar el sufrimiento de los demás. Transmite la alegría que es consecuencia del amor. Está dispuesto a aprender de todos. Sus ojos buscan la bondad que existe en cada ser humano. Asume los problemas de los demás como propios. Utiliza su corazón para buscar el Reino de Dios.

Arìculo publicado en El Colombiano

Ferney Alonso Giraldo Castro

Horarios de atención despacho

  Lun-Sab 8am-12m y 2pm-4:30pm

  Dom-Fest No hay servicio

Redes sociales

Permanece conectado con la Parroquia La Asunción de Marinilla:

Contacto

Para mayor información:
  pasuncion (@) diosonrio.org.co
  +57 (4) 548 40 50
  Parque Ppal. Marinilla Cl. 31 # 30-16